SUPERDESAYUNO PARA EL REGRESO A CLASES.

19:53


Las vacaciones se han terminando, y esto significa: vuelta al cole o al trabajo, lo que básicamente viene a ser lo mismo para este caso. Pero solo porque las vacaciones oficiales se hayan acabado, no significa que no puedas seguir disfrutando, ¿verdad? Todavía hace buen tiempo, así que sal a la calle y exprímelo al máximo. En esta época del año, en la que tengo las pilas más cargadas y estoy de «resaca positiva», es cuando más me inspiro para intentar probar cosas nuevas en casa, tanto en experiencias como en la cocina. Con esto en mente (y también con la intención de hacer un poco de «depuración» de todos los manjares que he comido durante las vacaciones), quiero compartir contigo una receta para una de las mejores cosas que podrías hacer por tu cuerpo: ¡un desayuno  híbrido de superpudding y smoothie!
Son tres cosas en una: un smoothie verde cargadito de espinacas y fruta fresca, un smoothie de frutos del bosque lleno de antioxidantes, y un pudding de chía, que por si no lo sabes, es un tipo de semilla antigua, rica en omega 3, proteínas y fibra. Contiene muchas cosas buenas para nuestro cuerpo. Es como un postre y un desayuno al mismo tiempo. Si lo haces en tarrinas, como hice yo, hasta puedes llevártelo para desayunar por el camino.

Tómalo como una inspiración para hacer tu propio smoothie, añádele las frutas y las verduras que más te gusten (la col rizada también va muy bien), usa tu leche favorita (de soja, de almendra, de coco o la normal de vaca), y si está demasiado espeso, échale unos cuantos cubitos de hielo, ¡y mezcla todo en la batidora! Puedes pasar de la chía si no te gusta, lo que quieras.


Prueba y cargate de energía positiva.

Ingredientes 

Smoothie verde:
un puñado de espinacas
1/4 de mango cortado
1/2 plátano
yogur y leche a elección
Pudding de chía:
2 cucharadas de semillas de chía
miel (o sirope de arce, o edulcorante a elección)
1 taza de leche a elección (yo usé leche de almendras)
Smoothie de frutos del bosque:
1 taza de frutos del bosque
1/2 plátano
1/4 de mango cortado
yogur y leche a elección

Procedimiento 

Primero, prepara el pudding de chía: mezcla la leche y la chía entre 3 y 4 minutos. Añade algún edulcorante según cómo te guste de dulce. Déjalo reposar en la nevera unos 20 minutos, o incluso toda la noche. La chía absorberá todo el líquido y acabará pareciendo un pudding de tapioca, como pelotitas pegajosas (suena un poquito asqueroso, ¿no? ¡Pero está riquísimo y es muy bueno para la salud!). Echa todos los ingredientes del smoothie verde en la batidora, y mézclalo hasta conseguir una pasta cremosa. Si la notas demasiado espesa, añade cubitos de hielo o más leche, a tu gusto. Cuanto más espeso sea, mejor se separará de las otras copas.

Primero pon el smoothie verde en la tarrina (o en un bol, lo que vayas a usar), y llena un tercio. Llena otro tercio de la tarrina con el pudding de chía.

Enjuaga la batidora y mezcla todos los ingredientes para el segundo smoothie «rosa», o del color que quieres que salga tu smoothie. Si echas más arándanos y moras, obviamente será más lila, ¡que también es monísimo!


Añade el último smoothie a la tarrina, remátala con tus toppings favoritos de nueces, coco, fruta o semillas… ¡y voilá! ¡Tu superdesayuno fabuloso y megaenvidiable -y super Instagrameable – está listo!

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Pinterest

TranslateTraductor

Subscribe